Os comunicamos que para evitar duplicidades y gasto innecesario de tiempo, hemos considerado cerrar este blog y continuar nuestra labor a través de Facebook. Nos encontraréis fácilmente buscándonos por “En Plenas Facultades”. Saludos.

Un Oasis de drogas

Os proponemos un debate sobre drogas y personajes públicos. Sí, sabemos que son fechas para estar en familia, pelando uvas para no atragantarse con los pipos, etc., pero ahí os dejamos el debate, por si queréis hacer un descanso entre langostinos…

El caso es que Noel Gallagher, del grupo pop Oasis, famoso por pertenecer a esta banda y por ser un tipo polémico en sus declaraciones, hace un tiempo no muy lejano, salió diciendo lo siguiente en un periódico italiano, el Corriere de la Sera:

“Veo a Chris Martin [cantante de Cold Play], que dice que en su vida ha tomado drogas, y pienso que es un idiota. Tomar drogas es lo más bonito de estar en una banda de rock. Hasta 1998 debí gastarme como un millón de libras en drogas. Entonces paré porque es malo para la salud, la cabeza, la vida y la gente que te rodea. Pero mientras tomas -excepto la heroína que mata a la gente y que no debí probar-, como muchos italianos decís, ‘Mamma mia'”.

Bueno, ¿qué os parece estas declaraciones? ¿Pensáis que alguien que en su vida ha tomado drogas es un “idiota”? ¿Puede decir alguien que no toma drogas lo mismo de quienes sí las toman? ¿Es moralmente aceptable gastarse un millón de libras -más de un millón de euros- en el consumo de drogas? ¿Un personaje público puede ir diciendo estas cosas por ahí, como si nada?

http://www.pdsweb.org/alcoholytu/Html/bebidaestandar.asp

El 15 de noviembre es el Dia Internacional Sin Alcohol, y creemos que es un buen momento para pararnos a pensar que tipo de bebedor somos. Os invitamos a hacer el siguiente “test del bebedor” para saber si utilizais el alcohol de una manera placentera, o si hay más riesgos que beneficios.

El alcohol es una de las drogas en las que se puede encontrar una relación entre el tipo de consumo que se hace y “el tipo de riesgo” en el que nos encontramos con ese consumo.

Para poder realizar esta comparación, es necesario que conozcas que es la Unidad de Bebida Estandar (UBE). Es una medida que te indica cuantas unidades puras de alcohol hay en cada una de las bebidas que se pueden consumir, y de una manera rápida poder calcular la cantidad de alcohol ingerida. Por ejempo:

– En 1 copa de vino o en un botellin de cerveza hay 1 UBE.
– En una copa o 1 combinado hay 2 UBE.
. Un tercio de cerveza contiene 1,5 UBE
– Una botella de vino contine 7 UBE
– Una botella de bebida destilada (ron, whisky, ginebra, etc.) contiene 30 UBE.

Lo interesante es que tú puedas calcular cuantos UBE ingieres a la semana y saber la clasificación que se hace “del tipo de bebedor”:

Se considera un consumo de riesgo bajo si:

– 2 unidades al día en la mujer
– 3 unidades al día, en el hombre

Consumo de riesgo medio:

– 2,5 – 3 unidades al día, en la mujer.
– 4 unidades al día en el hombre.

Consumo de riesgo alto

– 4 unidades / día, en la mujer.
– 6 unidades al día, en el hombre.

Con esta información, puedes hacer un calculo de tu propio consumo. Además puedes encontrar más información en el siguiente enlace:

http://www.pdsweb.org/alcoholytu/Html/bebidaestandar.asp

Artículo “Las drogas Aliadas” de Antonio Gala

Aquí dejamos este artículo, muy interesante, escrito por Antonio Gala,

¿Que opinas de lo que en él se dice?

    Sé que, en general, estáis en contra; que os hiere que se generalice en este tema más que en otros, y por eso acentuáis vuestra repulsa; que lo que veis y oís os parece una dolorosa evidencia. Y, sin embargo, es necesario puntualizar, necesario informarse y reflexionar antes de volver la espalda al tema; y necesario, sobre todo, comprender. La droga es tan antigua como el hombre; no se trata de un fenómeno de hoy, por mucho que así os lo quieran hacer creer. Las vinculaciones empáticas que algunas provocan, o la evasión que propician otras, o la intensidad vital que todas prometen, han sido desde siempre ansiadas por los seres humanos. Los sabios griegos las consideraban oportunas o inoportunas según los casos, los usuarios y las circunstancias. Todas las culturas las han empleado en una dirección beneficiosa. ¿Qué es, por tanto, lo que hay de nuevo ahora?


    El problema no está en las sustancias psicotrópicas, sino en su relación con la cultura ambiente. Nada hay demoníaco en la composición química de las drogas. Un altísimo número de consumidores no son andrajosos delincuentes ni marginados, sino personas integradas en el aparato productivo y, de acuerdo con las normas, respetables. En los EEUU, impulsores de la prohibición en una Europa que no se planteaba con la droga una cuestión básica, se dan cifras muy expresivas: al alcohol se atribuyen de 80 a 100.000 muertes anuales (como factor, influye en otras 100.000 más), y cerca de 300.000 se atribuyen a efectos del tabaco, mientras que sólo 3.572 personas mueren al año por causas imputables a todas las drogas ilegales juntas. ¿A quién se le ocurriría calificar de drogadictos a los indígenas suramericanos que mastican las hojas de coca mezcladas con cal? Y los Estados que tanto se oponen a la droga que mata, si existiera alguna de diseño que nos transformase en dóciles y fructíferos ciudadanos, ¿vacilarían un segundo en dárnosla a paladas?


    Lo nuevo hoy es la compulsión en su consumo, la adicción a ella, y no su empleo. Una personalidad bien formada mantendrá la droga a su servicio, y nunca se pondrá al servicio de ella. ¿Que se corre un riesgo? Hay muchas cosas arriesgadas; siempre nos da más de vivir lo que nos mata: el tiempo, sobre todo, y el amor, y la vida con sus vibrantes atributos y sus vericuetos sorprendentes. Hay muchas cosas de las que nos colgamos: desde la música hasta el trabajo, desde la religión hasta el deporte. Hay muchas cosas asesinas: desde las guerras hasta los pecados contra la naturaleza, es decir, contra esa cadena, la rotura de cuyos eslabones ignoramos dónde nos llevará dentro del desequilibrio ecológico.


    Se dice que los drogadictos son antisociales. Y yo también lo soy. Es esta sociedad la que nos hace antisociales, no la droga. Es esta sociedad la que crea drogadictos, a través de actuaciones pésimas que nos ignoran y nos timan: el paro, el consumismo ofrecido sin discriminación, las explotaciones del hombre como objeto, la competitividad, el espejuelo de ser el mejor, el desamor que contamina las ciudades… Tales son las verdaderas causas de las drogadicciones: la búsqueda de lo que nos ponga una venda de paz, aunque sea ficticia, ante los ojos: la búsqueda de lo que nos fortifique para trabajar más, para divertirnos más, para resistir más, para rendir más en lo privado o en lo público.


    Nadie puede obligar a nadie a tomar drogas, o a abortar, o a divorciarse; pero la droga, el divorcio y el aborto son hechos que están ahí, susceptibles de emplearse favorablemente. Los efectos más inmediatos de la tesis prohibicionista están muy claros: las enormes ganancias de los narcotraficantes (que hasta intervienen con su dinero en la cruzada que tanto les aprovecha); el creciente incentivo de lo vedado, que se transforma a veces en reacción contra quien veda, o un gesto de madurez, o en un intento de irresponsabilizarse; el aumento de las muertes por productos adulterados (no más del 10% de una dosis es heroína, y lo mismo sucede con la coca); la estimulación de los racismos, que simplifican las persecuciones y encarnizan los odios.


    De ahí, y de que la represión no haya conducido a nada positivo sino al contrario, que se empiece a considerar la despenalización del consumo, la legalización, o —lo que sería más exacto— una liberalización bien planteada. Es decir, recuperar su uso como consecuencia de la libertad personal, que actúa ética o estéticamente, o que persigue un alivio a la crudeza de las relaciones humanas más deterioradas cada día. No embistamos contra los efectos, sino contra las causas. Respétese al ser humano y se disminuirá el extremo recurso de la droga; procúrese la realización de los ideales del individuo, y en la misma medida decrecerá el abuso de las sustancias consoladoras. Nuestro modelo de desarrollo ha fracasado; por eso los Estados se esfuerzan en penalizar lo que palia tan terrible sensación de hundimiento. Si se penase por igual a todos los disidentes y los heterodoxos, se abriría una senda al autoritarismo, a la invasión de la intimidad, a la extorsión de nuestra dignidad última. Y acabaríamos ahogándonos todos en una especie de sobredosis legal. Aquí, como en todo, es al individuo al que le corresponde la elección. Aquí, como en todo, son los Estados los que nos confunden.

Antonio Gala, en El País Semanal, 15 de enero de 1995, pág. 90.

Hola a todos,

Como todos los años, poco tiempo después de empezar el curso comenzamos con las formaciones de los estudiantes que desen participar con nosotros. En esta formación inicial, dentro de un proceso de formación continua que durará todo el curso, empezaremos a ver los siguientes temas:

– Que entendemos por prevención y cómo la podemos hacer dentro de la universidad.

– Conceptos básicos sobre drogas y conductas adictivas.

– Cómo podemos vivir la sexualidad de una manera sana y segura.

– Qué es lo que podemos hacer dentro de EPF para actuar cómo voluntarios.

Ya tenemos dos fechas:

– 2 y 3 de octubre para estudiantes de la Universidad de Alicante. Contacto: epf.ualicante@fsyc.org (Elena Oteo)

– 16 y 17 de octubre para estudiantes de la Universidad de Valencia. Contacto: antoni.martinez@fsyc.org (Antoni Martínez).

¡No os corteis en pedirnos más información sobre las formaciones! Habrá al menos una en cada de una de las sedes del proyecto. Podeis hacerlo en general en el correo epf@fsyc.org o en este mismo blog. ¡Os esperamos!

Antoni (EPF Valencia)

“Se buscan universitarios dispuestos a cambiar las cosas”

Hola lectores del blog de En Plenas Facultades,

El curso ya ha comenzado, todos estamos de vuelta, con la ilusión de lo que comienza y los reencuentros, los nuevos proyectos, aunque teniendo en mente todo lo vivido en verano… Las clases ya van empezando en las diferentes universidades donde desarrollamos nuestro proyecto y con ello toda nuestra actividad.

Así, cómo en años anteriores, llamamos a todos los universitarios para invitarles a participar con nosotros. Hoy nos gustaría deciros porqué estamos convencidos que participar en EPF es una buena idea:

En Plenas Facultades. Un compromiso hacia sí mismo y hacia los demás.¿Por qué convertirse en voluntario?

Ser voluntario en el proyecto “En Plenas Facultades” (EPF) significa…

– Formar parte de un proyecto dinámico, positivo y con un objetivo común en 9 universidades diferentes.

– Recibir una formación continua y gratuita por parte de los profesionales de EPF.

– Intercambiar ideas y compartir valores comunes con otros estudiantes.

– Ir al encuentro de otros jóvenes aportando parte de nuestro tiempo personal.

– Recibir una recompensa personal haciendo algo positivo cara a nuestros compañeros en la universidad.

– Convertirse en voluntario de EPF es un compromiso mutuo. ¡Puedes adquirir nuevos conocimientos y vivir una experiencia personal enriquecedora! ¿Por qué no te animas a probar?.

Nuestros objetivos

¿Piensas que es importante la prevención del abuso de drogas? ¿Y el aprender a vivir la sexualidad de una manera saludable? ¿Quieres vivir una experiencia diferente y divertida en la universidad, actuando “sobre el terreno”?

Únete a nosotros en las diferentes acciones que realizamos periódicamente en tu universidad, utilizando dinámicas, juegos y repartiendo materiales preventivos útiles a tus compañeros.

– ¿Eres estudiante y quieres participar? Pregunta al responsable de EPF en tu universidad para saber cuando es la próxima formación, así estarás preparado para tener los conocimientos básicos, sentirte seguro para actuar y así poder ayudarnos a hacer prevención en tu universidad.
– ¿Tienes ideas que te gustaría poder desarrollar en tu facultad?¿Sabes pintar, hacer graffitis, te gustan los temas de diseño gráfico, hacer videos, páginas web, tocar algún instrumento…? Contáctanos pues seguro que tus habilidades las podrás poner en práctica en alguna de nuestras acciones.

Anímate a contactarnos directamente en este blog (dejando abajo un comentario) o en el correo epf@fsyc.org !

Antoni (EPF Valencia)

Hola a todos y todas

¡Hola a tod@s!

Desde el proyecto “En Plenas Facultades” de la Fundación Salud y Comunidad os deseamos dar la bienvenida a este nuevo espacio en internet.

Éste está orientado a todo aquel y toda aquella que forma o ha formado parte de nuestro proyecto: profesionales, estudiantes que han venido a nuestras formaciones, voluntarios y voluntarias… es decir a cualquiera que haya podido conocernos y añadir su granito de arena a este proyecto que hemos ido haciendo entre tanta gente.

¿Qué tiene cabida aquí? Todo aquello que queráis. Sólo daremos algunas ideas: testimonio de acciones, campañas fiestas, etc. realizadas en el marco de EPF, recuerdos de las jornadas de voluntariado, opiniones sobre el proyecto, futuras iniciativas, noticias sobre prevención del abuso de drogas y sexualidad, saludos a compañeros/as de otras universidades… No dudeis en publicar aquello que pensáis que pueda ser interesante o divertido.

Un saludo a todos y todas, esperamos veros a menudo por aquí.